1 de octubre de 2015

CÁCERES, CAPITAL DE LA GASTRONOMÍA 2015: "TALLER DE REPOSTERÍA SEFARDÍ"




 ¿Buenas!, ¿qué tal va la cosa? Yo, la verdad, ando con mil frentes abiertos, pero de esos que gustan mucho a una bloggera inquieta como yo, jejeje. Y es que, gracias a "Cáceres, capital de la gastronomía 2015" , estamos viviendo una edad de "oro" con la infinidad de actividades que se están realizando aquí en Cáceres tales como catas de productos D.O.P, degustaciones, maridajes, talleres....


Un ejemplo de  actividad programada ha sido el de las "JORNADAS GASTRONÓMICAS SEFARDÍS". Pues bien, dentro de este marco de actividades, ha habido unos cuantos que me han llamado especialmente la atención, y a los que he asistido sin pensarmelo dos veces. Una de esas actividades ha sido un TALLER DE REPOSTERÍA SEFARDÍ
Una repostería rica en almendras, nueces, avellanas, especias, miel y naranjas con una historia y una identidad reflejadas en las recetas que han sido transmitidas con mimo y mucho respeto, de generación en generación, de madres a hijas, hasta el día de hoy.
Dulces y postres siempre ligados a la miel, pues como costumbre, todas las celebraciones se coronan con dulces típicos.

 Y gracias a ello, en este taller, la gran profesional ABIGAIL COHEN, gerente de la PASTELERÍA "LA CANDELA", de Hervás (visita más que obligada para aquellos que quieran disfrutar de un gran día de turismo y gastronomía), compartió con nosotros dos recetas que elaboran en festividades judías.


La maestra obradora ABIGAIL COHEN elaborando un pan "jalá"

Abigaíl, nos enseñó y explicó como se elabora un pan de Shabat llamado "JALÁ" que se toma, sobre todo en "ROSH HASHANAH", o año nuevo, y que  todo el proceso de elaboración de este pan es un antiguo ritual en el que  se van recitando unas oraciones o rezos.




Otro dulce que típico judío que nos enseñó a elaborar fue una "TARTA DE MANZANA Y MIEL", muy jugosa y apetecible, según escuché a los otros asistentes del taller, pues yo, como muchos de vosotros sabéis, soy alérgica a la canela, y esta tarta, al igual que muchas elaboraciones kosher, llevaba bastante canela, y me quedé con las ganas de probarla, jejejeje. 




También nos dió un  mini-recetario con las elaboraciones principales de la repostería sefardí, suerte de ello, pues, como me quedé con las ganas de probar, tengo la posibilidad de hacer alguna en casa, sustituyendo la canela por alguna otra especie de olor, como cardamomo, o clavo de olor. No tendrá el mismo sabor, pero me podré hacer una idea, jejeje.

Casi todos los asistentes a este taller eramos profesionales o pseudo-profesionales (como yo, jejeje), que sentimos una gran pasión por el mundo de la gastronomía. Allí me encontré con otros bloggers gastronómicos, panaderos, cocineros... e incluso un notario, jejeje. 




Bueno, ni que decir tiene que Abigail es una gran profesional, que nos contestó satisfactoriamente a todas nuestras dudas y se puso a nuestra disposición para futuras preguntas a través de su página. 
Aquí os la dejo, por si alguien se quiere poner en contacto con ella o por si queréis ampliar información.... o lo que sea, y si tenéis previsto una escapada gastronómica y os pasáis por Hervás, sabed que allí tiene su tienda física, y que todo lo que vende lo elabora ella. 

En definitiva, el taller fue muy ilustrativo de la cultura kosher y su repostería, y, aunque me quedara con las ganas de probar y saborear, creo que ha sido muy satisfactorio y divulgativo con respecto a la cultura gastronómica serfardí. 
Desde aquí quiero darle a Abigaíl todo mi agradecimiento, y decirte, querida amiga, que pronto me pondré a ello.

¡Muchas gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada