30 de marzo de 2015

PASTEL MOUSSE DE FRESAS CON NATA




¡Buenas! Después de unos días bastante liados, otra vez nos vemos por aquí, jejeje.
Ya habréis visto en casi todos los supermercados y fruterías que ya están aquí las fresas, ¿no?, pues aprovechando que ya las tenemos, vamos a hacer algo con ellas, así que hoy os propongo un PASTEL MOUSSE DE  FRESAS CON NATA.  ¡Vamos allá!


INGREDIENTES:
                   - 1 kg. DE FRESAS, (reservamos 8-10 de las más "bonitas" para decorar).
                   - 400 ml. DE LECHE ENTERA.
                   - 600 ml. DE NATA PARA POSTRES.
                   - 14-16 GALLETAS DEL TIPO "DIGESTIVAS".
                   - 150 grs. DE MANTEQUILLA SIN SAL.
                   - 6 HOJAS DE GELATINA NEUTRA.
                   - 1/2 VASO DE AGUA FRÍA.
                   - EDULCORANTE AL GUSTO (yo he puesto sacarina líquida).





ELABORACIÓN:
- Lo primero va a ser forrar el molde, para eso cogemos las galletas tipo digestivas y las machacamos hasta que queden reducidas a arenilla. Después derretimos la mantequilla y se la agregamos,
 mezclando bien hasta que se integre por completo.

- Esta pasta la disponemos en el fondo del molde, presionando suavemente con los dedos hasta dejarla bien igualadita, plana y sin huecos.

- Fileteamos unas cuantas fresas (lavadas y sin rabitos) y los filetes más grandes y bonitos los vamos colocando, dibujando una corona por todo el contorno del molde. Una vez tengamos ésto hecho, lo llevamos al frío.

- Montamos la nata, bien firme, y la reservamos en la nevera.

- Ponemos las hojas de gelatina neutra a hidratar en el medio vaso de agua fría.

- Trituramos las fresas y las tamizamos con la ayuda de un colador (para no dejar pepitas). 

- Agregamos el puré de fresas a la leche, lo ponemos en un cazo y calentamos al fuego, sin que llegue a hervir.

- Retiramos del fuego, agregamos el azúcar (o edulcorante) al gusto y le ponemos la gelatina prehidratada. Lo mezclamos todo muy bien y lo dejamos que  entibie un poco.

- Bien, una vez que tengamos la mezcla tibia, casi fría, la ponemos en un recipiente amplio y le vamos a ir agregando muy poco a poco la nata montada, mezclando muy suavemente con movimientos envolventes (hay que conseguir que quede una mousse con mucho cuerpo, así que lo hacemos despacito y mucho cuidado para que no nos "baje" la mezcla). 

- Una vez que tengamos toda la nata integrada, ponemos la mousse en nuestro molde y la decoramos a nuestro gusto. 

- Llevamos a la nevera un período de entre 4 y 8 horas más o menos (aunque como siempre digo y digo y vuelta a decir y redecir  y repito, es más aconsejable hacer este postre de un día para otro).


- Y ¡LISTO!.






Bueno, pues hasta aquí nuestra recetilla con fresas, aunque creo que no va a ser la última, porque he de confesar que siento pasión por esta fruta, jejeje.
UN BESO ENORME A TOD@S Y ¡HASTA PRONTO!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada