17 de abril de 2017

BOLLOS SUIZOS (sin lactosa)

bollos suizos caseros sin lactosa sin aceite de palma mantequilla casera #comfortfood

¡Buenas!  Ya empieza el buen tiempo, y ese calor que tan poquito me gusta, jejeje, ¡Qué poquito nos queda ya  para dar por finalizada la temporada de horno!, pues para aprovechar que aún se puede trabajar con él, hoy me he lanzado a hacer una receta de las de toda la vida, de esas que nos llevan de regreso a la infancia, a esos desayunos tardíos de sábado.... ains!....¡qué recuerdos!....
Hoy os traigo unos deliciosos BOLLOS SUIZOS, esponjosos, ligeros, llenitos de  buen sabor y, como no, SIN LACTOSA.... ¿gustáis?, pues al lío.

¡COMENZAMOS!

INGREDIENTES:

- 250 GRS. DE BEBIDA VEGETAL (soja de vainilla).
- 500 GRS. DE HARINA DE FUERZA.
- 15 GRS. DE LEVADURA FRESCA.
- 2 HUEVOS (talla M).
- 1 CUCHARA DE ESENCIA DE VAINILLA.
- 100 GRS. DE AZÚCAR.
- 90 GRS. DE MANTEQUILLA SIN LACTOSA.
- 4 GRS. DE SAL (una cuchara de postre).
- 1 HUEVO BATIDO (para pintar).
- AZÚCAR + AGUA (para cubrir).

ingredientes de los bollos suizos caseros, sin lactosa, con soja, mantequilla casera, sin aceite de palma, #comfortfood


ELABORACIÓN:

Para que los suizos crezcan bien y no se pongan duros rápido  vamos a elaborar un pre-fermento (o falsa masa madre) :
1º Disolvemos la levadura fresca en la bebida vegetal a temperatura ambiente (18-20º).
2º Agregamos 100 grs de harina.
3º Mezclamos bien hasta que se integre del todo.
4º Tapamos con film plástico y dejamos fermentar una hora (hasta que duplique de tamaño).


- Mientras crece el pre-fermento,  ponemos la harina, la sal y el azúcar en un recipiente amplio y lo mezclamos bien. 

- En otro recipiente, batimos los huevos con la bebida vegetal restante y la esencia de vainilla.

- Hacemos un volcán en la  mezcla de harina y agregamos la mezcla de huevo batido.


- Con la ayuda de unas varillas amasadoras, amasamos bien  hasta obtener una masa lisa, firme  y sin grumos.

- Cuando el pre-fermento haya duplicado su tamaño se lo añadimos a la masa y amasamos bien  hasta que quede totalmente integrado (unos 8-10 minutos).


- Una vez tengamos bien integrado el pre-fermento ya podemos añadir la mantequilla (que tendremos en punto pomada) y seguimos amasando hasta que se integre por completo en la masa.


- Cuando la masa deje de estar pegajosa y su aspecto sea elástico y liso, la pasaremos aun bol ligeramente engrasado. Tapamos con film plástico y dejamos reposar, a temperatura ambiente (18-20º) una hora.


- Cuando la masa duplique, enharinamos la superficie de trabajo y volcamos la masa. Dividimos en las porciones que queramos (yo dividí en 8 porciones porque quería que  los suizos fueran grandotes, jejeje).

- Boleamos las porciones, intentando que queden bolitas tensas y firmes. 

- Ponemos las bolitas sobre la bandeja de horno cubierta por papel de horno, dejando mucho espacio entre ellas para que no se peguen. 

- Cubrimos con un paño húmedo y dejamos que crezcan una hora más.


- Pintamos la superficie de los bollos con huevo batido, hacemos una incisión profunda en el centro y la cubrimos con azúcar mojado.


- Llevamos al horno, precalentado a 210º, y cocinamos unos 15-16 minutos (o hasta que queden doraditos).

- Sacamos del horno y dejamos que se enfríen sobre una rejilla.


-¡Y LISTO! Este es el resultado: Unos deliciosos BOLLOS SUIZOS, suaves, ligeros y esponjosos, que, aunque son un poco trabajosos, os prometo que merecerán la pena, jejeje....¿gustáis?


Bueno, pues hasta aquí la receta de hoy, ¿os ha gustado?, pues si es así, ya sabéis, ¡al lío! jejeje....
Y ya me despido, y os recuerdo que vosotr@s sois el alma del blog, así que si os apetece saludar, o tenéis alguna duda, o alguna sugerencia, ¡no os cortéis!, que yo os contestaré  encantada (lo antes posible).

UN BESAZO GIGANTE A TOD@S Y ¡HASTA PRONTO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario