21 de diciembre de 2015

DULCES NAVIDEÑOS (I): MAZAPÁN DE CASTAÑAS (Sin lactosa, sin glúten, sin huevo)


¡Buenas! Madre mía, ¡cuánto tiempo sin pasar por aquí!, pero es que los exámenes me agotan la vida, SORRY!
Bueno, para resarcirme de mi ausencia, hoy voy a empezar con una serie de publicaciones en las que voy a incluir recetas de dulces navideños sencillitos y tradicionales, con ese toque tan mío, sin lactosa, sin glúten, y sin ingredientes de procedencia animal, y que encima están buenísimos, ¿qué más se le puede pedir?.
Digo que es una serie de publicaciones, porque hay varios "capítulos", el primero, hoy, con DULCES NAVIDEÑOS (I), el siguiente será el de DULCES NAVIDEÑOS (II): TURRÓN "A LA PIEDRA",  el tercero será POSTRES NAVIDEÑOS: "MOUSSE DE TURRÓN Y CRUNCH DE CHOCOLATE", el cuarto hablará sobre EL TALLER DE NAVIDADES VEGANAS que impartimos, con gran éxito, en el RESTAURANTE "BROTES VERDES", y el último post será, será......tssssss!!! sorpresa sorpresa!, jajajaja.
En fin, no me enrrollo más y vamos con los DULCES NAVIDEÑOS (I).
¡COMENZAMOS!



MAZAPÁN DE CASTAÑAS

INGREDIENTES:
- 250 GRS. DE ALMENDRA MOLIDA.
- 125 GRS. DE CASTAÑAS (ya peladas).
- 200 GRS. DE FRUCTOSA (*).
- 50 GRS. DE AGUA.


(*) En el caso de no tener fructosa se puede cambiar perfectamente por azúcar blanquilla.


ELABORACIÓN:

-Pelamos las castañas, las ponemos en un procesador de alimentos que tenga cuchillas y las picamos bien bien finitas (tipo harina, cuanto más finito mejor).


- En un cazo mediano, o cazuela, ponemos la fructosa y el agua y cocinamos hasta que comience a hervir y la fructosa esté disuelta  por completo (almíbar).



- Apagamos el fuego y corriendo volcamos la harina de almendra, mezclamos bien con una cuchara de madera.



- Agregamos la harina de castañas y mezclamos hasta que esté totalmente integrado.


- Cubrimos un molde o bandeja con film de plástico donde pondremos a "secar" la masa de mazapán una hora aproximadamente, el punto de secado es cuando lo tocas y no se queda pegado a las manos.



- Solo queda ya el trabajo bonito, que yo os recomiendo hagaís con los más pequeños de la casa, pues seguro que les encantará moldear sus propias figuritas, y así, de paso, los tenéis entretenidos y alejados de la tele, jejeje.



- Para darles el toque de mazapán, yo pinto la superficie con un almíbar denso, o incluso mermelada de melocotón (esto último es aportación de una chica que asistió al taller donde hicimos mazapán, ¡GRACIAS!), y lo llevo al horno, a máxima potencia, y en la parte alta, por 3 minutos, y os aseguro que queda un mazapán mazapán auténtico, lleno de sabor y encima tolerante para celíacos y lactosos (ejem).



Bueno, bueno ¿qué os ha parecido la recetilla de hoy?, pues os digo, que más fácil imposible, jejeje.
Espero que os animéis y, si queréis, me mandéis fotos o me etiquetéis en facebook o instagram, y así poder ver vuestras obras de arte culinarias, jejeje.



En fin, ya me despido (de momento) y pronto, muy muy pronto vuelvo a la carga con DULCES NAVIDEÑOS (II): TURRÓN "A LA PIEDRA".
Un besazo gigante a tod@s y ¡HASTA PRONTO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada